Entender el “NO” a la paz de Santos

¿Por qué el mundo se ha quedado mudo con la respuesta del pueblo colombiano a no refrendar el Acuerdo de Paz en el plebiscito?, Demasiada publicidad a un proceso de paz que nació viciado: si la guerrilla queda impune, las heridas de más de 50 años no se pueden cerrar. Sería el gran negocio de las FARC.

santos

J.M. Santos en reciente visita a Madrid

El “No” le ganó el pulso a Santos con 6’408.350 votos. Pese a que el ‘Sí’ superó el número que se estimaba mágico para refrendar el acuerdo – llegar al umbral de los 4.536.993 de votos – no logró superar en votos a la opción del ‘No’, por tanto el proceso de paz no será refrendado.

Una votación muy ajustada que ha reflejado la reñida polarización del país. El ‘No’ gana con el 50,24 % de los votos frente al 49,75 %, según la Registraduría Nacional con el 99,08 % de mesas escrutadas.

En diferentes ocasiones Juan Manuel Santos y el jefe negociador, Humberto de la Calle, han indicado que no es posible renegociar los acuerdos con las Farc. Pero en su primera declaración pública Santos ha abierto la puerta al diálogo.

¿Qué supone el NO?

Los colombianos no estamos en contra de la paz y así dejar al planeta perplejo con la noticia. El resultado del Plebiscito es una demostración de no entender el acuerdo. Te invito a leer mi reflexión en Mundiario.com

El Mundo

El Mundo

23-J ¿una bala y los colombianos firmamos la paz?

Es Macondo, es realismo mágico: la bala que atravesó a miles de colombianos es el símbolo de la firma del acuerdo de paz. ¿El delito está en la imagen o en quién ideo la campaña? La comunicación emocional busca sensibilizar, atrapar y emocionar al receptor.

A mí, la bala me recuerda a la sangre derramada, al sonido de la metralla, al olor a muerto. Me recuerda al secuestro, al miedo de tener una bala en la sien si no te rindes; a las madres a quienes una bala se llevó el alma de sus hijos. No encuentro la relación bala-educación-futuro. Yo habría enterrado la bala, no escrito en ella la palabra futuro. “Las balas escribieron nuestro pasado”, un pasado doloroso….pues  para que escribir en ellas “futuro” mejor un símbolo de reconciliación ¿no? Habría valido la sonrisa de un niño, tantos y tantos huérfanos y desplazados…imágenes de zonas de conflicto que han salido adelante, el rostro de esperanza de una madre….

Colombia vive un conflicto que ha enfrentado a guerrillas, paramilitares, agentes del Estado y a sus habitantes, presos del terror, dejando un saldo en torno a 260.000 muertos, 45.000 desaparecidos y 6,9 millones de desplazados en más de 50 años. Una bala!

¿Cómo firmar un proceso de paz con una bala y hablar de futuro? image

Aún falta la letra pequeña. El discurso triunfalista del Presidente Santos sabe amargo ¿sopa boba para el pueblo o espejismo para la Comunidad internacional? los colombianos somos conscientes de que el gran desafío del posconflicto será la “inclusión política e la guerrilla”, ¿armas por votos?, perdón y reconciliación no es dejar de condenar a quienes lo merecen, por qué darles prebendas, que injusticia.

Preguntado sobre si la liberación del líder rebelde Simón Trinidad, preso en Estados Unidos, es condición de las FARC para firmar, el viejo formador de guerrilla y líder de las FARC, Timochenko dijo que “en la construcción de un acuerdo de paz, ninguna de las partes debe plantear a la otra condiciones insalvables”. ¿Es condición necesaria perdonarles a ellos y olvidar a las víctimas?

Mientras se negocia el acuerdo de paz en Cuba, la siembra crece y  todos sabemos cuál es la mano que mece la cuna. Volvemos a estar entre los productores líderes de la droga, Colombia reina de la amapola. Para Santos, “los campos de Colombia tendrán un futuro con más oportunidades, donde el desarrollo, los servicios del Estado y la tranquilidad sean la regla y no la excepción. Cientos de miles de familias que fueron expulsadas por la violencia regresarán sin temor, para hacer producir nuestro campo y sembrar el desarrollo en las regiones”. ¿Qué realidad está oculta?

La fecha final del acuerdo no llega

R.Arboleda, AFP

No se descarta que Santos nos regale una nueva foto del acuerdo para el próximo 20 de julio, fiesta patria en Colombia. ¿Qué celebramos? Quitar la memoria a Colombia, olvidar para darle alas a la paz a cambio de la dignidad de las víctimas, pues los muertos, eso…ya están muertos. Que disparen las cámaras, los flashes deslumbren a los que quieren brillar y que siga la vaina. Me indigna porque yo le di mi voto a la paz!

La paz en Colombia: ¿verdad y reconciliación o victorias tempranas?

image

23 de marzo de 2016, fecha clave para que el mundo sea testigo del triunfo de los diálogos del proceso de paz que encumbra a Juan Manuel Santos como el presidente de Colombia que pondrá fin a más de 50 años de violencia por conflicto armado en el país. La foto de Santos con Rodrigo Londoño Echeverri “Timochenko” simboliza la nueva etapa para los diálogos en La Habana. Ya forma parte del álbum de la historia de Colombia, pero ¿qué hay detrás de esta imagen cargada de simbolísmos?

Por primera vez un presidente y el líder máximo de la guerrilla estrechan su mano, con la bendición de Raúl Castro, fiel creyente de la Revolución. Un éxito: han desarmado el lenguaje visual del conflicto. Aquí el histórico discurso del presidente Santos sobre el proceso de paz (http://goo.gl/3kEQ3W), pero ¿esta imagen supone que la paz está cerca?

Te invito a leer la reflexión completa a través de: Mundiario.