El empoderamiento del DirCom en América Latina

Recientemente un prestigioso profesional de la industria de la comunicación en España me invitó a reflexionar sobre qué aspectos de la comunicación podrían ser objeto de interés para Directores de Comunicación (DirCom) y periodistas seniors entregados al oficio de comunicar en América Latina. Ciertamente, la comunicación es un campo de progresión en la región y el rol del DirCom va adquiriendo mayor protagonismo aunque aún falta reconocimiento de su papel dentro de las organizaciones.

Ante ello, el profesional entregado a la comunicación afronta el desafío del desarrollo de una confianza en sus propias capacidades y acciones para aumentar la fortaleza del oficio de comunicar e impulsar cambios positivos sobre su papel en el entorno empresarial e institucional.

¿Quizá haga falta formación especializada? ¿mayor conocimiento sobre el terreno de la comunicación estratégica y, aprender a planificar cuando la estrategia es saber comunicar en un entorno en el que la sociedad da poco valor al comunicador entendiendo que el desarrollo tecnológico ha infravalorado la profesión periodística y del DirCom? en ambos casos aún hay que avanzar en América Latina. La comunicación al igual que otros sectores acompañan el despertar de las economías emergentes.

La cuestión es que la comunicación cobra sentido en las empresas latinoamericanas para potenciar su posicionamiento más allá del ámbito local y, a nivel institucional para incrementar la marca país, por ejemplo. El DirCom debe considerarse un agente de cambio que propicia la transformación en lo social, en lo cultural, en lo económico, en el comportamiento de los individuos y de las organizaciones, asumiendo también riesgos porque el DirCom no aplica una fórmula matemática estática para alcanzar un resultado; por el contrario debe ser líder a la hora de plantear estrategias corporativas, adaptar cambios organizacionales y conceptuales en pro de salvaguardar una marca, promover la reputación de la empresa, lanzar nuevos productos y servicios que deban ser valorados por el mercado conquistando al mayor número de prosumidores (consumidores decisores e influenciadores que marcan pautas de consumo).

Te invito a leer el artículo completo en http://www.mundiario.com http://goo.gl/p78pgz

Transformación de la industria de comunicación en LatAm

La modernización de los estados de la región pasa por responder a las necesidades de comunicación de una ciudadanía en red, cada vez más prosumidora

• La digitalización y rápida expansión de tecnologías de datos como 3G, 4G, fibra hasta el hogar ayudan a afianzar el crecimiento de la comunicación

• La nueva época dorada de LatAm ha atraído a muchos players de la industria de la comunicación que han desembarcado en la región, contribuyendo a otorgar mayor notoriedad y posicionamiento al sector

• Iniciativas de formación focalizados a los DirCom de América Latina, como las de la Escuela Internacional de Comunicación, permitirán a los profesionales de la región adquirir una visión global de la comunicación y convertirse en líderes del cambio de la comunicación empresarial en sus respectivos países

Durante los últimos 10 años, América Latina ha pasado a ser una región estratégica para multinacionales en sus planes de negocio. El interés prestado ya no se limita a los sectores habituales de la construcción, infraestructuras y energía sino también a los sectores manufactureros, financieros, comunicación, tecnología o distribución, entre otros.

La comunicación es un intangible que ha cobrado importancia en esas relaciones de inversión, de operaciones financieras, en la implantación y/o consolidación de la imagen de marca de las empresas que quieren demostrar su strong commitment con la región y; en procesos complejos de comunicación de crisis.

Te invito a leer el artículo completo en Mundiario http://goo.gl/2H6nXy

Emprendimiento y periodismo iberoamericano

¿Es posible tener medios de comunicación que innoven, reflejen la pluralidad y diversidad cultural de Iberoamérica aprovechando la globalidad de los medios digitales o la brecha digital seguirá fragmentando la región?, ¿Se puede emprender desde el periodismo? una pregunta difícil de responder en el entorno de un sector deprimido en España, debido al cierre de numerosos medios fruto de la crisis económica.

Periodismo y gabo

Muchas claves que dan respuesta a estas cuestiones fueron puestas en valor en el X Congreso Iberoamericano de Periodismo, celebrado hoy, en Madrid. El acto fue inaugurado por el director del Grupo Diariocrítico, Fernando Jáuregui, el director general de Casa de América, Tomás Poveda y, la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, quien destacaba que “los medios digitales y las redes sociales posibilitan que cualquier iniciativa, cualquier impulso bien orientado pueda dar grandes frutos en tiempo record, sin requerir necesariamente grandes esfuerzos financieros”.

Grynspan explicó que América Latina está en plena ebullición de medios digitales. “Podemos contabilizar más de 12.000 en el ámbito latinoamericano”, señaló. México, con 122 millones de habitantes cuenta con 2000 medios de comunicación digitales. Costa Rica, con 5 millones de habitantes, tiene 140 medios digitales (es decir, uno por cada 35.000 personas).  Ello responde a los nuevos modos de consumo de la gente y a la accesibilidad que ofrece la pluralidad de medios a grupos minoritarios, como son los indígenas, los afros, la población rural que vive en zonas remotas, las mujeres, los jóvenes e incluso personas con discapacidad que hasta ahora tenían un acceso más limitado a los medios tradicionales.

Imagen cedida por SEGIB

Imagen cedida por SEGIB

Igual que en consumo hablamos del Prosumidor, acrónimo formado por la fusión original de las palabras Producer “Productor” y Consumer  “Consumidor”, en el entorno mediático, las audiencias ya no son solo receptores de la información sino que participan en el proceso de producción, son “coproductores” de la información y si se combina con la construcción democrática, son palabras mayores. La comunicación sigue siendo el intangible con mayor valor para atraer y convencer al ciudadano.

En el entorno Iberoamericano podemos aún construir espacios de emprendimiento, formación y el periodismo cobra fuerza si tenemos en cuenta esa pluralidad que nos ofrece nuestra propia cultura e incluso, muchos de los países que integran la región necesitan construir un diálogo social y el entendimiento como base de futuro de la sociedad. Un ejemplo de ello es Colombia. El reto de la paz es abrir un espacio de diálogo social en el que el ciudadano entienda el postconflicto como un tiempo de diálogo y perdón y el rol del periodista sea de conciliación, ser un comunicador de paz. De él depende en gran medida que los mensajes puedan ser asimilados lo mejor posible por la sociedad.

El reto es que en esa pluralidad tengamos una comunicación integradora, reparadora y que no   genere una nueva forma de exclusión. Los Gobiernos deben velar porque los ciudadanos  participen y no de un modo “desigual”, por no tener acceso a los medios digitales o no estar integrados dentro de los procesos de apropiación y uso de las nuevas tecnologías. Apoyar  espacios mediáticos para emprendedores y start ups, para que puedan surgir, competir e innovar, dar acceso a financiación de proyectos periodísticos que fomenten la cultura de la innovación, el talento, una mayor cohesión, conectividad social y pluralidad en vez de que se hable de una Iberoamérica fragmentada.  Este trabajo empieza por el lenguaje!

Key factors que debes conocer:

  • El número de personas que tienen acceso a internet, aumenta a un ritmo intenso en América Latina, con un crecimiento promedio del 13% anual, muy superior al de cualquier otra región del mundo, situándose en términos acumulados en torno al 50% de penetración.
  • España tiene un 72% de penetración, está por encima de la media europea, con el 70%.
  • El uso de medios digitales registra un crecimiento acelerado en los países de la región, como es la banda ancha, los smart phones, el comercio electrónico, la inversión publicitaria y las redes sociales, que son utilizadas por el 60% de los internautas latinoamericanos.
  • De los 3.000 millones de usuarios de internet que hay en el mundo ahora, unos 300 millones están en América Latina.