Bachelet en España: impulso a la inversión, apoyo a sus reformas

España es el principal inversor de Chile, con cerca del 13% del total de la inversión extranjera directa y, es el país con mayor presencia de empresas allí: más de 1.200.
Una gran razón por la que consolidar el flujo inversor, especialmente en un momento de desaceleración de esta economía latinoamericana. Un objetivo de agenda en el segundo mandato de la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, en su reciente visita España.

En su gira europea, Bachelet se marcó tres importantes retos: atraer nuevos capitales, obtener el respaldo internacional a sus reformas y lograr el apoyo de Madrid y Berlín a la ampliación del acuerdo con la UE.

Bachelet ha defendido – ante políticos y empresarios españoles – las grandes reformas que ha emprendido su Gobierno: educativa, fiscal y política. Asimismo, ha destacado que Chile ofrece un entorno de estabilidad macroeconómica y de seguridad muy atractivo para la inversión.

La intención del Ejecutivo chileno es además que el país “deje de depender tanto de las materias primas y pase a basarse en el conocimiento”. “Estamos en el top 20 de las economías que más inversión extranjera atrae. Nuestra alianza con España ha sido frutícfera. Los inversores españoles pueden seguir contando con nosotros para invertir”.

España es un socio a cuidar: es el primer inversor extranjero directo en términos de stock, con 32.263 millones de dólares. La inversión española estimada en Chile asciende a 13 mil millones de dólares. Se trata de un portafolio diversificado donde sobresalen sectores como infraestructura y energía. En el contexto de crisis de la economía española, pequeñas y medianas empresas han encontrado también en Chile una ventana de oportunidad.

En la visita de Bachelet, ejecutivos de grandes multinacionales españolas han destacado el potencial de crecimiento económico de Chile. En el Foro “Invertir en Chile”, organizado por EL PAÍS, los responsables de Telefónica, BBVA, Ferrovial, Agbar y Gas Natural destacaron la estabilidad institucional y del marco jurídico de Chile.

El consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, ha indicado que “el potencial de crecimiento de Chile no está por debajo del 4%. “Ese límite es el que Chile debe volver a alcanzar en 2016. Es un país que tiene un potencial de crecimiento a largo plazo”. Cano ha resaltado entre los atractivos del país latinoamericano: “El acceso a los recursos naturales y el sólido sistema financiero”.

El consejero delegado de Telefónica. José María Álvarez-Pallete, cree que “va a llegar una oleada de innovación en Chile que puede ser rupturista”. Ambos directivos destacaron también el potencial de crecimiento de Chile como integrante de la Alianza del Pacífico.

Por su parte, Bachelet ha explicado en España: “Hemos tomado decisiones claras como invertir en energía para asegurar el suministro energético, reducir los costes para mejorar nuestra competitividad” y ha recordado que Chile ha puesto en marcha una “ambiciosa agenda pública con 28.000 millones de dólares de inversión para los próximos años”.

“Estamos abajito de la OCDE. No somos los peores”, ha matizado la presidenta antes de reconocer que la desigualdad no es el elemento más positivo: “Chile enfrenta el problema de cómo seguir creciendo con mayor inclusión social”.

En su visita, la presidenta de Chile ha obtenido el apoyo del Gobierno español para la ampliación del Acuerdo de Asociación con la UE y logró un compromiso de los inversores españoles para seguir apostando por Chile como destino de inversión.

Los acuerdos suscritos permitirán mejorar la cooperación en materia de lucha contra la delincuencia, movilidad de talentos, intercambio de personal diplomático, ayuda al desarrollo, deportes y homologación de títulos educativos.

Bachelet cerró su visita de Estado con una recepción que ofreció en honor de los reyes, en la que participaron políticos, economistas y representantes del mundo empresarial, cultural y del sector de comunicación, celebrado en el Palacio de El Pardo.
image

Óscar Dávila, Director Gerente de Casa de América, Mariano Rajoy, Presidente y Cristina Murgas

Felipe VI, desafíos en LatAm

En este momento histórico de la monarquía española, El nuevo Rey, Felipe VI tiene también el reto de demostrar capacidad para ser el mejor embajador de España para América Latina.

image

Esta zona emergente, quiere fomentar relaciones horizontales, sin condicionamientos a la inversión y respeto a las políticas internas de cada país. Concentra bloques de países que consolidan crecimiento y apertura de mercado, como la Alianza del Pacífico, así como los países del Alba, algunos de los cuales han sido el freno a la inversión española, con políticas expropiatorias y del nuevo socialismo, muy críticas con el Gobierno español.

Reconducir esas relaciones, mejorar el clima de inversión, seguir apoyando la democracia en LatAm y ayudar a fortalecer las relaciones de LatAm con la UE también serán tareas del nuevo Rey.

Don Juan Carlos fue el primer monarca español que pisó América Latina e impulsó una nueva política española hacia la región. Felipe VI puede encontrar en LatAm un punto fuerte de su política exterior. La Cumbre Iberomericana de Veracruz, en México, será en diciembre el estreno de Felipe VI en este ámbito.

En su primer discurso como Rey, Don Felipe VI no se ha olvidado de destacar que con América Latina a España le “unen intereses económicos, lengua y cultura compartida” en el contexto de lo que ha definido “una monarquía renovada para un tiempo nuevo”.

image

Algunas claves vía @expansion_orbyt http://bit.ly/1iIY4TH
La marca Felipe VI shar.es/PN6pZ via @ShareThis