Colombia: Ganó la paz

  • Juan Manuel Santos reelegido presidente. Me enorgullece contarles que la mayoría de los colombianos le ha dado respaldo a un sueño: seguir con el proceso de paz. En este enlace los detalles del proceso electoral: goo.gl/Y465cp y en goo.gl/WlG44Z
  • Según el boletín ocho de la Registraduría, escrutado el 94% de las mesas, Santos logró 7.711.434 votos (50.85%) y superó en una apretada elección a Óscar Iván Zuluaga, quien obtuvo 6.837.181, equivalentes al 45.09%.image

En su primera declaración, tras la victoria, Santos destacó “Conformaremos una selección nacional de Gobierno para continuar construyendo un país más justo y más igualitario (…) A quienes votaron por el simple hecho de apoyar la paz pero han sido críticos de nuestras políticas en otros frentes les digo que asumo este respaldo como un gigante desafío, que en cuatro años nadie se arrepienta de haber votado por nosotros. No los defraudaremos. No les fallaremos en nuestro compromiso de la paz con justicia social”.

Santos subrayó “Hoy, colombianos, al recibir su voto de confianza me comprometo por ustedes a trabajar por el país que soñó Gabo y que soñamos todos nosotros y me encomiendo a Dios para lograrlo, un país al alcance de los niños, reconciliado y en paz, porque todos unidos haremos la paz”.

Las mujeres definirán el futuro presidencial de Colombia

El próximo 15 de junio, será como la final de un mundial: elegiremos al futuro presidente después de ver ayer un resultado incierto. El descrédito cruzado entre los dos principales candidatos, Juan Manuel Santos y Oscar Iván Zuluaga, pasó factura en las urnas. La abstención ganó por goleada en el país, especialmente en la Costa Atlántica. La apatía de los colombianos es preocupante. Ya la Organización de Estados Americanos (OEA) recomendó a las autoridades colombianas estudiar los altos niveles de abstención tras los comicios de Cámara alta y baja, de marzo.

La abstención fue la más alta de las últimas elecciones, en torno al 60 por ciento (http://goo.gl/6HR3dh).  Solo 13,2 millones de ciudadanos de los cerca de 33 millones habilitados acudieron a las urnas. Menos del 40 por ciento del total de ciudadanos habilitados para ejercer su derecho al sufragio, eso significa que seis de cada diez colombianos que podían hacerlo decidieron no acercarse a los puestos de votación.

Óscar Iván Zuluaga, el candidato del Centro Democrático, quedó primero en los comicios y se disputará la presidencia con Santos el domingo 15 de junio. El éxito de Zuluaga fue tan contundente que se impuso en 16 departamentos, prácticamente la mitad del país. El casi medio millón de votos por encima de su contendor plantea un desafío para el candidato-presidente. Zuluaga obtenía un 29,21 por ciento de los sufragios, mientras que Santos lograba un 25,45 por ciento, según la Registraduría Nacional.

Las mujeres decidirán el futuro de la presidencia de Colombia. El liderazgo de Marta Lucía Ramírez y Clara López se dejará sentir en las urnas. Más de dos millones de colombianos votaron por la candidata conservadora.

Un resultado igualmente positivo obtuvo Clara López, quien sumó el 15,2 por ciento de los votos, que equivalen a cerca de dos millones de votos, unos 700 mil más que los conseguidos por el entonces miembro del Polo Democrático, Gustavo Petro, en el 2010. Son ellas, quienes definirán con sus alianzas quien será el nuevo presidente de Colombia. El quinto candidato, por la Alianza Verde, Enrique Peñalosa, obtuvo unos resultados más bajos de lo esperado, no obstante todos cuentan a la hora de hacer alianzas.

El presidente Juan Manuel Santos, tras conocer los resultados, señaló  “lo que ha quedado claro hoy es que en tres semanas los colombianos tendrán dos opciones: podrán escoger entre quienes queremos el fin de la guerra y los que prefieren una guerra sin fin. ¡Y VAMOS A GANAR CON LA PAZ!”

Un dato relevante es que las elecciones de Colombia ha sido la más pacífica en décadas. El alto el fuego simultáneo de las dos principales guerrillas colombianas, FARC y ELN, han marcado la jornada electoral.

Los medios de comunicación internacionales han hecho énfasis en el triunfo en primera vuelta de Óscar Iván Zuluaga y la alta abstención, pero también en las claves que definirán el 15 de junio. http://www.eltiempo.com/politica/partidos-politicos/los-medios-del-mundo-resaltan-baja-participacion-en-las-elecciones/14036183

Enlace de interés:

Así votó Colombia:

http://www.elcolombiano.com/elecciones-2014.asp

http://www.elespectador.com/elecciones-2014

La paz será el tema clave de la segunda vuelta presidencial

http://www.eltiempo.com/politica/partidos-politicos/la-paz-sera-el-tema-clave-en-la-segunda-vuelta-presidencial/14036380

Los desafíos de Latam en 2014

¿Viento favorable de cola?

En los últimos años, la expresión viento de cola se ha referido a las buenas condiciones en las que se ha desenvuelto la economía latinoamericana en general. En la bautizada “Década Dorada” se ha apuntalado el crecimiento, el descenso de la pobreza, el ajuste fiscal, económico y la mejora social en la mayoría de países de la región.

Sin embargo, actualmente han surgido dudas sobre la sostenibilidad del milagro económico de América Latina, debido a la desaceleración de China y el aparente fin de la política monetaria expansiva en EE UU, que ha causado una caída en los precios de las materias primas y una importante salida de capitales de la región; lo que a su vez ha ocasionado depreciaciones de las principales monedas latinoamericanas.

Ante estos acontecimientos, varios analistas anuncian el fin de los buenos tiempos, y que la región se encamina hacia un periodo más turbulento. ¿Continuará creciendo la región de manera sostenida?, ¿qué cambios estructurales pueden influir en la atracción de inversión?, ¿cuáles son los retos de América Latina los próximos años?

América Latina está registrando el período de crecimiento económico más extenso de su historia. La Alianza del Pacífico es uno de los bloques económicos más importantes del mundo. El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé un crecimiento robusto para la zona. La previsión para 2013 es de un avance del 3,4%, cuatro décimas más que el pasado año, pero ligeramente menor de lo esperado. Según sus últimas estimaciones la única excepción en el mapa de crecimiento de la región es Venezuela.

También la agencia de calificación crediticia Moody’s teme un colapso económico y financiero en Venezuela a corto plazo. Por ello ha rebajado la categoría de los bonos venezolanos en moneda nacional y extranjera desde B1 y B2, respectivamente, hasta Caa1, un escalón destinado a los llamados bonos «basura». La devaluación de los títulos venezolanos de Moody’s se suma a la anunciada por Standard & Poor’s.

«La rebaja refleja la opinión de Moody’s de que Venezuela afronta desequilibrios económicos cada vez mayores, incluyendo una inflación disparada y una profunda depreciación del tipo de cambio paralelo», señala la agencia y advierte que «como las políticas del Gobierno han exacerbado estos problemas, el riesgo de colapso económico y financiero se ha incrementado en gran medida». La inflación «está fuera de control» tras haber superado la barrera del 50%. El cambio del bolívar frente al dólar en el mercado paralelo se ha situado diez veces por encima del oficial, mientras la carestía de diversos productos ha llevado al Gobierno venezolano a incrementar las importaciones. El último informe de la CEPAL calcula que en 2013 el PIB de Venezuela aumentó un 1,2%, en comparación con un 5,6% registrado en 2012.

Tareas pendientes en América Latina

Las economías emergentes están teniendo un buen rendimiento gracias al alto precio de las materias primas, a los bajos tipos de interés y al capital que fluyó desde el extranjero. Para mantener alto el potencial de crecimiento, se destaca que la región necesita invertir en infraestructuras y capital humano, mejorar la regulación y diversificar sus exportaciones. En general hay buena salud y las señales de recuperación en Europa inyectan optimismo, pero con prudencia. En el Viejo Continente se registra un crecimiento lento y, el mundo está en un cambio estructural muy profundo.

“Los deberes de América Latina en la nueva geografía económica pasan por la armonización macroeconómica y una mayor estabilidad jurídica. Por ejemplo, desde bloques económicos como la Alianza del Pacífico hay que seguir trabajando en la necesidad de una fiscalidad común para los países integrantes”, destaca el ex ministro de Interior de Colombia, Fernando Carrillo.

Por su parte, Enrique Iglesias, secretario general de la Secretaría General Iberoamericana, considera que “América latina tiene que salir al encuentro de mayor productividad que va de la mano de la competitividad”. Asimismo, destaca la reforma educativa, un mayor acento en el ahorro interno y la necesidad de progreso tecnológico como los retos de la región. En su opinión, “Latam puede producir aunque haya vientos menos favorables, dando continuidad a las reformas estructurales”.

2014 estará marcado también por citas electorales en la región que confirmarán la heterogeneidad política reinante. América Latina asistirá a numerosos procesos electorales tras las últimas elecciones en Venezuela, Ecuador, Chile y Honduras este año. El Salvador y Costa Rica celebran presidenciales en febrero; Colombia y Panamá en mayo, verán si hay continuidad de las políticas de Martinelli y Santos.

Bolivia y Brasil celebran elecciones en octubre. Se da por descontado que Evo Morales y sus políticas del Socialismo del Siglo XXI seguirán reinando dado sus logros de estabilidad económica y social.

Asimismo, Dilma Rousseff se percibe como la gran favorita tras superar los malos momentos de popularidad debido a las manifestaciones sociales en 2013. Los expertos destacan su habilidad política que le han devuelto el liderazgo con altos índices de apoyo. Uruguay cerrará las citas electorales de la región en el mes de octubre. El Frente Amplio, que es gobierno desde 2005, tratará de extender su predominio político por 15 años apostando por Tabaré Vázquez.

El desafío Latam es mantener la senda de crecimiento, mejorar la educación, erradicar la pobreza. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) estima en 164 millones de personas el número de latinoamericanos en situación de pobreza en 2013, lo que equivale a un 27,9% de sus habitantes; de estos, 68 millones se encuentran en situación de indigencia, es decir, un 11,5% del total. Según este organismo de la ONU, estas cifras se mantienen estables con respecto al 2012, (período en el que las cifras de pobres también alcanzó 164 millones de personas); aunque bajó levemente, en 0,3 puntos, el porcentaje de la población que se encuentra en esta situación. Desde 2002 a la fecha la pobreza en la región ha disminuido un 15,7%, y entre los más pobres ha caído un 8%. ¿Por qué no…….seguir avanzando?