El sueño olímpico de Brasil y sus tristezas

Arrancan los primeros Juegos Olímpicos de América del Sur. El Cristo Redentor ha abierto oficialmente los brazos al mundo y al sueño olímpico de miles de deportistas. Sin embargo, la ceremonia de apertura, no brilló por la multitud de asistentes que soñó Lula da Silva en la “Ciudad Maravillosa” y la promisoria “hora de Brasil” – que el expresidente dibujaba en la emotiva presentación de la candidatura de los JJ OO http://youtu.be/uPfHYdFPd6Q – se quedó lejos de aquel milagro económico que llevó a Brasil a las alturas del reconocimiento de los principales líderes mundiales hace unos años. image

Bajo la promesa de ser cool, según Fernando Meirelles, cineasta y director creativo del espectáculo que vivimos en la inauguración de los Juegos Olímpicos, nos encontramos un país triste, ahogado por la difícil situación económica y política. Sin duda estos Juegos Olímpicos sudamericanos pasarán a la historia por vivir a la vez que el encuentro deportivo más importante del mundo, el Maracanazo de Temer a Rousseff que ha aguado la fiesta.

Nada parecido a la estabilidad de la economía, al Brasil que vivía un clima de libertad y democracia en la que bajo el Gobierno de Lula acaparaba titulares por la generación de puestos de trabajo “30 millones de brasileños salieron de la pobreza y 21 millones pasaron a integrar la nueva clase media”, con “la superación de dificultades es lo que marca la historia reciente de Brasil y la trayectoria de millones de brasileños”, resaltaba un Lula orgulloso ante el COI y así convenció y ganó.

Dilma, en proceso de destitución desde el 12 de mayo, ha recibido el golpe de su antiguo aliado del Partido de los Trabajadores. La situación no es precisamente de orgullo brasileño, con un presidente interino que no le representa, según la mayoría. Lejos de la emergente región que prosperó con Lula da Silva, la foto actual es de desinversión social, corrupción, aumento de la pobreza, del desempleo (+11%), un déficit gigante, un sistema judicial que no funciona, un país enfermo de zika, con protestas callejeras en aumento.

La recesión alcanzó el 5,4% del PIB en el primer trimestre (la mayor en tres décadas). No todos los brasileños están en posición de bailar samba, la economía aprieta y no se vislumbran aires de mejora.

El agua de la bahía de Guanabara sigue sucia y el aire de la ciudad, según una investigación de Reuters, lleva una década “entre dos y tres veces” por encima del límite anual de la OMS. Meirelles no ha podido más que maquillar la ceremonia para disimular el mal estado de la ciudad, las inacabadas infraestructuras que quedaron tapadas bajo las impactantes imágenes de cómo con cuatro grados más de temperatura nos cargaremos el planeta (impactante vídeo emitido durante la ceremonia).

“Imagina que vas a dar una fiesta, trabajas durante varios años para la fiesta, montas las condiciones, colocas la iluminación, llamas a la prensa. Y el día de la fiesta alguien llega, toma tu lugar y se apropia de esa fiesta y te dice: ‘Puedes ir, pero no puedes entrar al salón principal'”, dijo Rousseff la semana pasada. Dilma afronta el maquillaje de las cuentas públicas, perdiéndose la fiesta que ella organizó.

La primera potencia económica de América Latina atraviesa horas bajas. “Aquel abrazo” de Gilberto Gil, debió hacer llorar a Dilma y a Lula da Silva. Hoy no están para “dejar a un lado las diferencias” sobretodo dentro de su mismo partido. El símbolo de la paz que alumbró los primeros minutos de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos es el que hace falta en el corazón político y social de Brasil.

Hoy, no todos bailan samba. Escuchar “La chica de Ipanema” me ha causado un poco de melancolía por el Brasil que no ha sido en 2016, por el Brasil que brilló en aquel 2009.

Mujeres Iberoamericanas que pisan fuerte

El talento de las mujeres Iberoamericanas se consolida por el mundo. El último fichaje para dirigir la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), Rebeca Grynspan, es un ejemplo más del reconocimiento de la mujer en el plano laboral.

Te invito a conocer  algunas líderes de Iberoamérica y a seguir descubriendo las capacidades de la mujer latina para demostrar capacidad, valentía y emprendedurismo. Muchas de forma anónima, están ayudando a construir el mundo y, situando a la mujer en la posición que se merece. Más información a través de este enlace http://segib.org/es/node/9519

Los desafíos de Latam en 2014

¿Viento favorable de cola?

En los últimos años, la expresión viento de cola se ha referido a las buenas condiciones en las que se ha desenvuelto la economía latinoamericana en general. En la bautizada “Década Dorada” se ha apuntalado el crecimiento, el descenso de la pobreza, el ajuste fiscal, económico y la mejora social en la mayoría de países de la región.

Sin embargo, actualmente han surgido dudas sobre la sostenibilidad del milagro económico de América Latina, debido a la desaceleración de China y el aparente fin de la política monetaria expansiva en EE UU, que ha causado una caída en los precios de las materias primas y una importante salida de capitales de la región; lo que a su vez ha ocasionado depreciaciones de las principales monedas latinoamericanas.

Ante estos acontecimientos, varios analistas anuncian el fin de los buenos tiempos, y que la región se encamina hacia un periodo más turbulento. ¿Continuará creciendo la región de manera sostenida?, ¿qué cambios estructurales pueden influir en la atracción de inversión?, ¿cuáles son los retos de América Latina los próximos años?

América Latina está registrando el período de crecimiento económico más extenso de su historia. La Alianza del Pacífico es uno de los bloques económicos más importantes del mundo. El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé un crecimiento robusto para la zona. La previsión para 2013 es de un avance del 3,4%, cuatro décimas más que el pasado año, pero ligeramente menor de lo esperado. Según sus últimas estimaciones la única excepción en el mapa de crecimiento de la región es Venezuela.

También la agencia de calificación crediticia Moody’s teme un colapso económico y financiero en Venezuela a corto plazo. Por ello ha rebajado la categoría de los bonos venezolanos en moneda nacional y extranjera desde B1 y B2, respectivamente, hasta Caa1, un escalón destinado a los llamados bonos «basura». La devaluación de los títulos venezolanos de Moody’s se suma a la anunciada por Standard & Poor’s.

«La rebaja refleja la opinión de Moody’s de que Venezuela afronta desequilibrios económicos cada vez mayores, incluyendo una inflación disparada y una profunda depreciación del tipo de cambio paralelo», señala la agencia y advierte que «como las políticas del Gobierno han exacerbado estos problemas, el riesgo de colapso económico y financiero se ha incrementado en gran medida». La inflación «está fuera de control» tras haber superado la barrera del 50%. El cambio del bolívar frente al dólar en el mercado paralelo se ha situado diez veces por encima del oficial, mientras la carestía de diversos productos ha llevado al Gobierno venezolano a incrementar las importaciones. El último informe de la CEPAL calcula que en 2013 el PIB de Venezuela aumentó un 1,2%, en comparación con un 5,6% registrado en 2012.

Tareas pendientes en América Latina

Las economías emergentes están teniendo un buen rendimiento gracias al alto precio de las materias primas, a los bajos tipos de interés y al capital que fluyó desde el extranjero. Para mantener alto el potencial de crecimiento, se destaca que la región necesita invertir en infraestructuras y capital humano, mejorar la regulación y diversificar sus exportaciones. En general hay buena salud y las señales de recuperación en Europa inyectan optimismo, pero con prudencia. En el Viejo Continente se registra un crecimiento lento y, el mundo está en un cambio estructural muy profundo.

“Los deberes de América Latina en la nueva geografía económica pasan por la armonización macroeconómica y una mayor estabilidad jurídica. Por ejemplo, desde bloques económicos como la Alianza del Pacífico hay que seguir trabajando en la necesidad de una fiscalidad común para los países integrantes”, destaca el ex ministro de Interior de Colombia, Fernando Carrillo.

Por su parte, Enrique Iglesias, secretario general de la Secretaría General Iberoamericana, considera que “América latina tiene que salir al encuentro de mayor productividad que va de la mano de la competitividad”. Asimismo, destaca la reforma educativa, un mayor acento en el ahorro interno y la necesidad de progreso tecnológico como los retos de la región. En su opinión, “Latam puede producir aunque haya vientos menos favorables, dando continuidad a las reformas estructurales”.

2014 estará marcado también por citas electorales en la región que confirmarán la heterogeneidad política reinante. América Latina asistirá a numerosos procesos electorales tras las últimas elecciones en Venezuela, Ecuador, Chile y Honduras este año. El Salvador y Costa Rica celebran presidenciales en febrero; Colombia y Panamá en mayo, verán si hay continuidad de las políticas de Martinelli y Santos.

Bolivia y Brasil celebran elecciones en octubre. Se da por descontado que Evo Morales y sus políticas del Socialismo del Siglo XXI seguirán reinando dado sus logros de estabilidad económica y social.

Asimismo, Dilma Rousseff se percibe como la gran favorita tras superar los malos momentos de popularidad debido a las manifestaciones sociales en 2013. Los expertos destacan su habilidad política que le han devuelto el liderazgo con altos índices de apoyo. Uruguay cerrará las citas electorales de la región en el mes de octubre. El Frente Amplio, que es gobierno desde 2005, tratará de extender su predominio político por 15 años apostando por Tabaré Vázquez.

El desafío Latam es mantener la senda de crecimiento, mejorar la educación, erradicar la pobreza. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) estima en 164 millones de personas el número de latinoamericanos en situación de pobreza en 2013, lo que equivale a un 27,9% de sus habitantes; de estos, 68 millones se encuentran en situación de indigencia, es decir, un 11,5% del total. Según este organismo de la ONU, estas cifras se mantienen estables con respecto al 2012, (período en el que las cifras de pobres también alcanzó 164 millones de personas); aunque bajó levemente, en 0,3 puntos, el porcentaje de la población que se encuentra en esta situación. Desde 2002 a la fecha la pobreza en la región ha disminuido un 15,7%, y entre los más pobres ha caído un 8%. ¿Por qué no…….seguir avanzando?