Así se percibe Colombia en España

Una potencia emergente en Latinoamérica

Luis Tinoco

Luis Tinoco

Crecimiento pese al descenso de los precios de las materias primas, incremento del dólar y signos de empeoramiento de sus países vecinos.

Consolidación de una clase media que progresa, con mayor incorporación de jóvenes talentos al mundo laboral y mejores perspectivas de la educación.

Construcción del proceso de paz tras más de 50 años de violencia. Una sociedad polarizada entre los partidarios del perdón para sanar las heridas y, quienes consideran que la justicia transicional no debe ser sinónimo de impunidad y que la guerrilla pague en su justa causa.

Así se percibe Colombia en su década dorada, con previsión de poder superar la crisis mejor que otros países vecinos. En estos últimos años, la clase media colombiana se duplicó, pasando del 15% a casi el 30% de la población, y la tasa de pobreza se redujo del 50% al 35%. Ello, acompañado de una inflación bajo control y un clima para los negocios que el Banco Mundial sitúa en el puesto 34 de un total de 189 países a escala mundial y el primero a nivel regional.

Te invito a leer el siguiente reportaje de el periódico El País: http://goo.gl/dj8lp0

Banco Mundial reduce al 0,4% el crecimiento de LatAm

* Países en desarrollo enfrentan dura transición en 2015

* Subida de tipos de interés en EE.UU. podría fomentar inestabilidad en mercados financieros

Los países en desarrollo enfrentan una serie de desafíos de gran envergadura en 2015, incluida la inminente perspectiva de tener que endeudarse a un coste mayor al tiempo que se adaptan a una nueva era de bajos precios del petróleo y otros productos básicos claves. “La situación se traduciría en un cuarto año consecutivo de magro crecimiento económico”, indica el informe Perspectivas Económicas Mundiales del Grupo Banco Mundial.

En América Latina y el Caribe, el crecimiento se reducirá a 0,4% en 2015 a causa de los problemas económicos internos de la región (incluidas sequías generalizadas, poca confianza de los inversores y bajos precios de los productos básicos), señala la institución.

En Brasil, una caída en la confianza de los inversores y empresas debido a las investigaciones por Petrobras podría causar una contracción de la economía de 1,3% este año. La mayor economía de la región se contraerá frente a la previsión de crecer un 1%, y eso arrastra al resto de países de la zona. La moderación del crecimiento en China explica también este fuerte retroceso.

Por su parte, Colombia crecerá un 3,5% este año, según la nueva estimación del Banco Mundial, aunque en este caso es casi un punto inferior a la que se anticipó en enero y eso explica también que, junto a Brasil, se haya tenido que rebajar el conjunto de la proyección para América Latina. Es el país, de hecho, que se pone como ejemplo para reflejar esta “compleja transición” que afronta todo el subcontinente.

En México, la confianza sigue siendo precaria y la actividad se recupera, aunque a un ritmo menor del esperado debido a los bajos precios del petróleo, un débil primer trimestre en EE.UU. y el incremento moderado de los salarios. Según Banco Mundial, “el PIB de México aumentaría en 2,6% debido a una leve ralentización de la economía de EE.UU. y a precios del crudo en descenso que inciden en el crecimiento”.

En las proyecciones para Argentina, los técnicos del organismo estiman un crecimiento del 1,1% en el ejercicio en curso, el doble que hace un año. La previsión que se hizo hace seis meses fue de una contracción del 0,3%, por lo que se mejora en su caso.

La contracción será más profunda en Venezuela, del 5,1% este año, frente al 4% de 2014 y al 2% que se dijo en enero. La previsión es que la recesión se modere al 1% en 2016.

“Creemos que los países que invierten en educación y salud mejoran el entorno para hacer negocios y crean empleos, modernizando su infraestructura, por lo que saldrán muy fortalecidos de esta crisis en los años venideros”, concluye el informe.

Para el periodo 2016-17, se proyecta que el crecimiento de la región repunte a 2,4%, en promedio, en la medida en que América del Sur salga de la recesión y el sólido crecimiento de Estados Unidos potencie la actividad en América del Norte y Central y en el Caribe.