Fortunas latinoamericanas: tiempo para invertir en España

Los grandes patrimonios de América Latina, cuya riqueza se acerca a los 4 billones de dólares (2,9 billones de euros), han puesto sus ojos en España. En los últimos meses, varios empresarios han cerrado operaciones de calado en territorio español. La última, de una lista que previsiblemente va a ser larga, ha sido protagonizada por el grupo mexicano Sigma Alimentos, que lanzó el jueves una opa (oferta pública de adquisición) sobre la totalidad de las acciones de Campofrío por unos 700 millones.

Según fuentes del mercado, importantes family office latinoamericanos están revoloteando por España. Quadrant, controlado por la familia colombiana Santo Domingo, podría haber mostrado interés por la compra de Sotogrande a NH. Y Quilvest, que gestiona el patrimonio de siete generaciones de la familia de origen argentino Bemberg (fundadora de la cerveza Quilmer), también estarían estudiando operaciones en territorio español.

En opinión de Fernando López, director general y responsable de mercados globales de Citi Private Bank para España, Italia, Portugal y Latinoamérica en la región EMEA (Europa, Oriente Medio y África), “las grandes fortunas latinoamericanas se van a convertir en las mayores inversoras en España, por delante de otras nacionalidades”.

Interesante reportaje de Expansión.  http://www.expansion.com/2013/11/18/empresas/inmobiliario/1384813756.html

​¿Vuelve el flujo inversor a España?

image“España ha pasado de ser un foco distressed a despertar el interés por oportunidades de inversión más tradicionales”. Esta percepción de José Luis Blanco, Socio Director del despacho Latham & Watkins, resume el sentimiento inversor hacia el país.

El cambio de tendencia se refleja en las cifras de inversión del sector de capital riesgo. Según Capital & Corporate “los nueve primeros meses del año se han cerrado con una inversión total de €1.140 millones, lo que supone duplicar la cifra registrada en el primer semestre del año (€345 millones)”.

Gran parte del volumen invertido se concentra en una única operación: la adquisición de Befesa, filial de medioambiente de Abengoa, por parte del fondo Triton Partners que ha cerrado así su primera operación en España, anunciada el pasado mes de abril pero aprobada en julio.

CapCorp, encuentro anual dirigido a los profesionales del capital riesgo y las fusiones y adquisiciones en España, destaca que es un momento en el que uno de los principales desafíos del mercado es levantar capital. “Muchos inversores miran de nuevo a España como un mercado interesante para invertir”, según Javier Loizaga, Presidente de N+1 Mercapital.

Asimismo apoyar a las pymes nacionales en su expansión por Latinoamérica es una de las claves del sector y uno de los puntos más valorados por los fondos soberanos a la hora de invertir en España.

Internacionalización

Ignacio Faus, Socio de KPMG en España, cree que “la internacionalización y la mejora de costes en la estructura de capital son las dos principales palancas de crecimiento”.

Asistimos a la “década dorada” de Latinoamérica, en contraste con los 80, bautizados como la “década perdida”. La región está registrado el período de crecimiento económico más extenso de su historia, a lo que se debe sumar la fuerte aproximación cultural que existe entre las naciones de América con España. La Alianza del Pacífico destaca en la región un año y medio después de su creación.

No existe una receta única para que las empresas españolas salgan a los mercados internacionales con éxito. Pero, la competitividad juega un papel clave para impulsar la exportación. Asia y Latinoamérica están en auge económico y hay grandes oportunidades en prácticamente todos los sectores.

Asia, por su parte, ha cambiado el epicentro de las finanzas y la economía productiva mundiales. Las empresas españolas que viajan a dicha zona geográfica tienen un gran reto, con un mercado de millones de personas y con unos visos de crecimiento exponenciales, con lo que la oportunidad es francamente atractiva. Sin embargo, las diferencias culturales y la forma de hacer negocios hacen que el reto no esté exento de riesgos, explican desde CESCE, firma encargada de gestionar el Seguro de Crédito a la Exportación por cuenta del Estado.