El sueño olímpico de Brasil y sus tristezas

Arrancan los primeros Juegos Olímpicos de América del Sur. El Cristo Redentor ha abierto oficialmente los brazos al mundo y al sueño olímpico de miles de deportistas. Sin embargo, la ceremonia de apertura, no brilló por la multitud de asistentes que soñó Lula da Silva en la “Ciudad Maravillosa” y la promisoria “hora de Brasil” – que el expresidente dibujaba en la emotiva presentación de la candidatura de los JJ OO http://youtu.be/uPfHYdFPd6Q – se quedó lejos de aquel milagro económico que llevó a Brasil a las alturas del reconocimiento de los principales líderes mundiales hace unos años. image

Bajo la promesa de ser cool, según Fernando Meirelles, cineasta y director creativo del espectáculo que vivimos en la inauguración de los Juegos Olímpicos, nos encontramos un país triste, ahogado por la difícil situación económica y política. Sin duda estos Juegos Olímpicos sudamericanos pasarán a la historia por vivir a la vez que el encuentro deportivo más importante del mundo, el Maracanazo de Temer a Rousseff que ha aguado la fiesta.

Nada parecido a la estabilidad de la economía, al Brasil que vivía un clima de libertad y democracia en la que bajo el Gobierno de Lula acaparaba titulares por la generación de puestos de trabajo “30 millones de brasileños salieron de la pobreza y 21 millones pasaron a integrar la nueva clase media”, con “la superación de dificultades es lo que marca la historia reciente de Brasil y la trayectoria de millones de brasileños”, resaltaba un Lula orgulloso ante el COI y así convenció y ganó.

Dilma, en proceso de destitución desde el 12 de mayo, ha recibido el golpe de su antiguo aliado del Partido de los Trabajadores. La situación no es precisamente de orgullo brasileño, con un presidente interino que no le representa, según la mayoría. Lejos de la emergente región que prosperó con Lula da Silva, la foto actual es de desinversión social, corrupción, aumento de la pobreza, del desempleo (+11%), un déficit gigante, un sistema judicial que no funciona, un país enfermo de zika, con protestas callejeras en aumento.

La recesión alcanzó el 5,4% del PIB en el primer trimestre (la mayor en tres décadas). No todos los brasileños están en posición de bailar samba, la economía aprieta y no se vislumbran aires de mejora.

El agua de la bahía de Guanabara sigue sucia y el aire de la ciudad, según una investigación de Reuters, lleva una década “entre dos y tres veces” por encima del límite anual de la OMS. Meirelles no ha podido más que maquillar la ceremonia para disimular el mal estado de la ciudad, las inacabadas infraestructuras que quedaron tapadas bajo las impactantes imágenes de cómo con cuatro grados más de temperatura nos cargaremos el planeta (impactante vídeo emitido durante la ceremonia).

“Imagina que vas a dar una fiesta, trabajas durante varios años para la fiesta, montas las condiciones, colocas la iluminación, llamas a la prensa. Y el día de la fiesta alguien llega, toma tu lugar y se apropia de esa fiesta y te dice: ‘Puedes ir, pero no puedes entrar al salón principal'”, dijo Rousseff la semana pasada. Dilma afronta el maquillaje de las cuentas públicas, perdiéndose la fiesta que ella organizó.

La primera potencia económica de América Latina atraviesa horas bajas. “Aquel abrazo” de Gilberto Gil, debió hacer llorar a Dilma y a Lula da Silva. Hoy no están para “dejar a un lado las diferencias” sobretodo dentro de su mismo partido. El símbolo de la paz que alumbró los primeros minutos de la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos es el que hace falta en el corazón político y social de Brasil.

Hoy, no todos bailan samba. Escuchar “La chica de Ipanema” me ha causado un poco de melancolía por el Brasil que no ha sido en 2016, por el Brasil que brilló en aquel 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s