Desde España: Álvarez y Botín, líderes que se escriben con “E”

Seguidores y detractores, siempre habrá amigos defensores y críticos de dos personalidades que sin duda alguna, dejaron huella en la Marca España: Emilio Botín e Isidoro Álvarez.

Dicen que es mejor quedarse con lo bueno de las personas, honrarles, pues la muerte no tiene poder. Oscar Wilde expresó que “No hay hombre lo bastante rico para comprar su pasado”. Mientras Gabriel García Márquez con su toque mágico explicaba que “La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos”.

Creo que en el momento actual de la España que asoma de la crisis es mejor quedarse con el lado bueno de dos empresarios que lucharon contra ella. En este entorno, más que juzgar prefiero resaltar como serán recordados dos españoles que apostaban por hacer crecer compañías gigantes y sin duda, sin cuestionar hasta las cloacas – el cómo y por qué – lo lograron.

¿Cómo definir a dos personalidades con un mismo rasgo profesional? Por su gran Espíritu de trabajo y por imprimir la Evolución a sus negocios. Líderes que se escriben con “E” de “Empresarios”, “Esfuerzo”, “Entrega”, “Éxito” y “Expansión”. Dos “Estrategas” que dejan como herencia dos “Emporios Económicos”.

La comunidad empresarial española despide a Isidoro Álvarez y Emilio Botín, ambos a los 79 años, presidentes de El Corte Inglés y Banco Santander. Ambos, ricos de España (integrantes de la lista de la revista Forbes), miembros del Consejo Empresarial de la Competitividad; serán referentes indiscutibles del despegue empresarial español en el siglo XXI, de la historia del comercio y la banca del país.

Imagen:Agendadelaempresa.com

Isidoro Alvarez – Foto:Agendadelaempresa

El asturiano Isidoro Álvarez, tercer presidente de El Corte Inglés, una empresa con 74 años de historia; con una fuerte presencia nacional y con la apuesta de crecimiento internacional potenciando el negocio online (Reino Unido, Holanda, Irlanda, Portugal); es uno de los artífices de la modernidad en el arte de comprar y vender que logró consolidar una empresa de origen familiar en la mayor cadena de distribución del país. Reservado y discreto, definía parte de su saber hacer en una frase: “mi escuela ha sido siempre El Corte Inglés y mi maestro Ramón Areces” (fundador de la entidad).

Austero e introvertido; así se percibía a Álvarez en los medios de comunicación. No obstante, a pesar de ello, supo proyectar la confianza, la innovación y la calidad de una compañía de gran expansión nacional y reconocimiento internacional.

Emilio Botín

Emilio Botín – Imagen: Vozpopuli.com

Por su parte, el cántabro Emilio Botín, dejó en los medios de comunicación la huella personal de una marca, supo siempre sacar provecho de los medios dando mucha relevancia a la comunicación como herramienta transmisora de un banco fuerte: El Santander, sinónimo de proyección internacional, especialmente hacia América Latina y, por su liderazgo mundial, un banco global y multinacional que en 2012 fue confirmado por tercera vez como el mejor banco del mundo (Euromoney). En la actualidad, el mayor banco de la Eurozona. Tuve la oportunidad de vivir una corta etapa profesional en esta casa y nunca olvidaré que su gabinete de prensa era un monstruo informativo, en la época en que Botín anunciaba la compra del 40 por ciento del grupo financiero portugués Champalimaud.

A diferencia de Álvarez, uno de los ya considerados patriarcas de la banca española siempre se caracterizó por un gran espíritu comunicador, por imprimir su personalidad a la banca: extrovertido, emprendedor, pasional, transmisor del color rojo (asociado al poder, a la vitalidad, a la ambición). Botín aprovechó la comunicación como herramienta de posicionamiento y promoción exterior del más que centenario banco.

Adiós a dos ejecutivos – sin duda del año – que contribuyeron a fortalecer la marca España, sus relaciones económicas y comerciales, tras convertir a sus respectivas empresas en marcas globales. Ambos dejan una estela inspiracional, modelos de profesionales (sin entrar en juicios personales porque habrá quienes les consideren los Steve Jobs de la banca y la distribución en España y los que no), que contribuyeron al crecimiento de España, generando empleo y riqueza. El Corte Inglés emplea a más de 93.000 trabajadores; Banco Santander entorno a 187.000 empleados.

Ambos, a temprana edad iniciaron sus carreras en las respectivas empresas (antes de los 25 años), tuvieron el reto de presidir, hacer crecer y diversificar sus compañías de origen familiar. Álvarez, hecho a sí mismo, trabajador incansable; llegó a la presidencia de El Corte Inglés en 1989, con una juventud entregada al esfuerzo. Botín, heredero de la tradición financiera de su familia, fue presidente de Banco Santander desde 1986 y destacó por su visión de crecimiento.

Con una vida dedicada a los negocios, ambos se han ido con las botas puestas. Ahora el reto es ver si todo era parte de sus estrategias o en el cauce al futuro la estrella será compartida por algunos profesionales anónimos, de esos que no salen en la foto pero que construyen tanto y más que los que habitualmente son la imagen de marca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s