Evo Morales, cerca de la reelección

La economía boliviana creció un 6,49 por ciento, en el primer trimestre de 2014, impulsada por cuatro sectores con gran dinamismo: construcción, manufactura, comercio y minería. En consonancia con el crecimiento registrado en 2013, año en el que el PIB de Bolivia superó el 6,7 por ciento, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la mejor cifra registrada en 30 años. En este contexto positivo de mejora económica, reconocida por los principales organismos internacionales, Evo Morales sigue ganando puntos para mantenerse en la Presidencia en tercera reelección, el próximo 12 de octubre.

Liderazgo político, auge económico y mejores políticas sociales constituyen las razones de su popularidad. El país acumula ya ocho años de crecimiento ininterrumpido con cifras que están por encima del 5 por ciento (como en 2011 y 2012) o del 6% en 2013, como consecuencia del boom de las exportaciones, especialmente de hidrocarburos; el consumo privado y políticas macroeconómicas que se han traducido en creación de riqueza, mejora social y progresión del empleo.

La Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, afirmó recientemente que Bolivia fue el país que más disminuyó la pobreza entre el 2002 y 2012. “Bolivia es uno de los países que más ha disminuido la pobreza en este periodo, de 62 por ciento a 36,3 por ciento, en términos de pobreza y en pobreza extrema de 37 a 18,7 por ciento, es decir que este país ha logrado que caiga la pobreza extrema casi 20 puntos”.

Según Bárcena, una de las causas para esa importante reducción de la pobreza tiene que ver con la voluntad política de aplicar gasto público e inversiones en “los pueblos pobres”. “Creo que han logrado que la inversión pública y privada puedan caminar de la mano”, señaló.

Desde 2006, la economía boliviana ha pasado de $us 9.000 millones a unos $us 32.000 millones. Evo Morales ha compartido las políticas expropiatorias de Venezuela y Argentina, no obstante, es el único país del Alba con perspectivas económicas favorables. Dentro de la región, se perfila entre los de mayor impulso económico junto a Colombia, Perú, Uruguay y Ecuador.

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) proyectó que Bolivia, junto a Perú, liderará el crecimiento económico de América del Sur, con un avance del 5,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB). Este índice está por debajo del 5,7 por ciento proyectado por el Gobierno para 2014.

Morales tiene un buen balance de su gestión, que le aúpa la victoria en las presidenciales. No obstante, la desaceleración en China, el menor consumo en EE UU y la caída de los precios de las materias primas en la región, son razones para no confiar en que el éxito de los últimos años auguren un futuro de estabilidad y crecimiento similar.

La concentración del incremento de exportaciones en gas natural y minerales, con pocos aumentos en la producción, la falta de nuevas inversiones y la consecuente dependencia del aumento de los precios internacionales como principal factor de los mayores ingresos percibidos en los últimos diez años, son junto a los problemas económicos de sus socios Brasil y Argentina, signos de alerta a medio plazo para Bolivia.

image

Un buen análisis de por qué Evo Morales arrasa electoralmente en http://goo.gl/i2XGq1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s